Cómo escoger una alarma para proteger tu casa o negocio en verano

Categoría:

Uno de los sinónimos de la palabra verano es “vacaciones”, lo que implica que salimos de nuestro hogar y/o cerramos nuestro negocio para tomarnos un merecido descanso ya sea en la playa, la montaña, un hotel, una segunda residencia, en el extranjero… Dejar nuestra casa sola, cerrada y sin vigilancia también hace que las posibilidades de robo aumenten. Pero siempre está en nuestra mano protegernos para que esto no suceda.

Según epdata, son 31.933 denuncias presentadas por robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones en España durante el primer trimestre del 2020. Cifra que sabemos que aumenta con la llegada del verano, ya que así lo señalan los datos año tras año.

 

robos en verano
Fuente: Europapress y El Confidencial

Si bien es cierto que nada ni nadie puede garantizarnos que los ladrones no cumplan con su propósito, existen muchas formas de frustrar sus planes e incluso disuadirles.

Optar por la compra de una alarma este verano sin duda es una de las medidas de prevención más fiables y eficaces. ¿Qué requisitos debe cumplir para que proteja mejor tu hogar o negocio?

Requisitos para escoger una alarma este verano

  1. Manejo total desde el móvil: vas a estar muy lejos pero a día de hoy eso no supone ningún problema, ya que muchas alarmas se pueden controlar al 100% desde el móvil, estés donde estés. Asegúrate de que cumple este requisito y que la alarma cuenta con aplicaciones compatibles con tu Smartphone en Google Play y App Store.
  2. Doble conexión WiFi y GSM: si quieres reforzar al máximo la seguridad de tu oficina, casa, negocio, etc. la última novedad en alarmas es la conexión DUAL, es decir, que funcione tanto con WiFi como con conexión GSM mediante una tarjeta SIM. Esto te garantiza un nivel de seguridad aún mayor, ya que la comunicación siempre contará con más opciones.
  3. Batería de respaldo: un apagón puede ser el momento perfecto para que asalten nuestra casa o establecimiento. Pero si nuestra alarma cuenta con batería de respaldo seguirá funcionando aunque se quede sin corriente. Comprueba que la alarma que compras garantice al menos 5 horas de batería en caso de irse la corriente. Además, la batería de respaldo permite comunicarte el fallo y recuperación de corriente, para evitar sorpresas desagradables en tu retorno por un fallo eléctrico no conocido.
  4. Monitorización de audio de forma remota: podrás escuchar qué sucede estés donde estés. Para ello es imprescindible que puedas manejar la alarma desde el móvil.
  5. Anti-inhibidores: hay que ponérselo lo más difícil posible a los ladrones. Asegúrate de que escoges una alarma con anti-inhibidores y así sumar más protección.
  6. Sirena integrada: fundamental para que, en caso de que logren entrar, contemos con más posibilidades para ahuyentar a los ladrones y alertar a los vecinos. Revisa también que tú mismo puedes encender y apagar la sirena desde tu móvil.
  7. Frecuencia de doble banda: muy importante para contar con una mayor protección y posibilidades de comunicación.
  8. Capacidad para almacenar números de llamada y SMS: de este modo, la alarma te mandará notificaciones, SMS o te llamará (a ti o a cualquier de los contactos grabados) en caso de producirse una alerta.
  9. Sensor de movimiento PIR con inmunidad a mascotas pequeñas: ¿Tu mascota se queda en casa? En ese caso, comprueba que la alarma tiene un sensor de movimiento PIR inmune a mascotas.
  10. Armado parcial: o también llamado Modo Hogar. Permite que, en ese modo de funcionamiento, unos detectores estén activos y otros no. Tú decidirás cuales y así podrás, por ejemplo, proteger tu perímetro mientras tú o tu mascota os movéis con libertad por el interior de tu hogar.

Encontrar un producto que cumpla con todos estos requisitos y nos aporte ese plus de tranquilidad durante el verano no es imposible. El modelo THI-1 (WiFi + GSM) cuenta con ello e incluso algunas ventajas más que convierten a este sistema de seguridad en uno de los más innovadores y avanzados tecnológicamente del mercado.

En todo caso, siempre ten presente que, si al volver a tu hogar o negocio encuentras cualquier marca sospechosa, la puerta o alguna ventana abierta, rota o forzada, recuerda que no debes entrar. Llama primero a la policía para que sean ellos quienes inspeccionen el lugar, ya que al entrar tú primero podrías eliminar alguna prueba del robo.

Artículos relacionados