cámara de videovigilancia

La situación económica actual, la modernización de las técnicas de atraco, la confianza de las personas… son algunos de los atenuantes actuales para que el índice de asaltos violentos a domicilios privados haya ido en aumento en algunas comunidades autónomas de nuestro país. Todos estamos expuestos a sufrir un episodio de estas características en nuestro hogar, puede tocarnos una vez, varias o en muchas ocasiones, nunca, eso es algo que no podemos saber, pero lo que sí podemos hacer es ponérselo mucho más difícil a aquella o aquellas personas que quieran apoderarse de algo que nos ha costado mucho trabajo tener.

El aumento de estos sucesos ha hecho que cada vez sean más personas las que deciden instalarse dispositivos de seguridad, cifra que también va en aumento y donde hoy en día hay un amplio abanico de posibilidades de tener la casa protegida. Son muchas las propuestas que hay para todo el mundo, pero pocas, muy pocas como el sistema Tu Alarma Sin Cuotas, un dispositivo vanguardista, asequible y lo más importante efectivo desde el primer momento.

Se trata de un completo sistema de seguridad que no requiere de cuotas mensuales y su instalación es tan sencilla que cualquier persona podría llevarla a cabo y tenerla operativa en cuestión de minutos, pagando una única vez por el equipo y despreocupándose de recibos mensuales, sabiendo que el lugar donde la instale estará totalmente protegido.

La aparición de esta clase de alarmas ha venido derivada de la situación económica actual, donde muchas familias, pese a que querían tener su patrimonio protegido, no podían hacerlo debido a la falta de recursos económicos y la imposibilidad de tener una factura fija más que pagar a final de mes.

Además si está ocurriendo algo en el hogar o establecimiento, el propietario o propietaria quiere saber qué es lo que ocurre en todo momento, por ello el sistema TASG-G5 cuenta con capacidad de poder implementar cámaras de vigilancia con las que controlar toda la casa de una manera sencilla, viéndolo  todo desde su smartphone o tablet, sin necesidad de esperar a que la compañía con la que se tiene contratada una alarma determine cuál es la acción a tomar en casi de una intrusión, rotura de cristales o un aviso por humo, entre muchas otras causas.

Por el precio que tienen actualmente y su versatilidad, nadie puede resistirse a contar con cámaras IP que detectan movimientos y pueden enviar fotografías o bien vídeos de lo que ocurre en casa e incluso hay algunas que tienen la capacidad incluso de enviar sonido, pudiendo ser recibida la señal en tiempo real en un teléfono inteligente, tablet, ordenador portátil o de sobremesa.

Vigilar la casa y proteger todo por lo que se ha estado trabajando durante mucho tiempo ya no es algo que esté al alcance de unos pocos. Solamente hay que buscar de manera inteligente y descubrir que hay todo un mundo de propuestas que, sin duda, se adaptarán a la perfección a los requerimientos de cada persona sin ningún problema.