proteger las tiendas de los robos

Además de para proteger nuestro hogar, un buen sistema de alarmas como TASC G5 es ideal para proteger nuestro negocio, por ejemplo una tienda. Las tiendas están viviendo actualmente una gran volumen de robos, ya no solo por los que están acostumbrados a ello sino por personas que por necesidad intentan robar algo de las estanterías de muchas de las tiendas de nuestro país.

Es cierto que las cosas están difíciles pero nosotros debemos proteger lo nuestro en todo momento, por ello una alarma que nos proporcione toda la seguridad necesaria y además que no tengamos que pagar cuotas cada mes, es una solución al alcance de cualquier bolsillo y con una eficiencia completamente probada.

Las pymes son cada vez más conscientes de los robos y optan por usar diferentes sistemas de seguridad como las etiquetas magnéticas y los conocidos arcos que detectan cuando un producto no ha sido pagado y hace saltar la alarma así como los eficaces sensores de movimiento o las tradicionales cámaras de vigilancia entre otros sistema de control.

Cambiar los envases de bebidas, perfumes y otros productos de cosmética, las etiquetas de los precios o usar la tradicional bolsa forrada con papel de aluminio para intentar burlar los sistemas de alarma son algunas de las técnicas más usadas por la gente y lo peor de todo no es que esto pueda hacerlo una persona que viene al negocio a comprar por primera vez, sino que puede ser cualquier persona que estamos acostumbrados a ver. En cualquier caso, hay que ser precavidos y estar preparados por lo que pueda pasar.

Entre los productos que más se suele llevar la gente de las tiendas se encuentran los productos de cosmética e higiene personal como desodorantes o cuchillas de afeitar, tabaco, ropa, accesorios, DVDs… productos que no son precisamente baratos y algunos no dejan mucho margen de beneficio, por lo que se convierten en una pérdida importante en caso de robo.

Para proteger un negocio hay que contar con los más modernos sistemas de seguridad como son los sensores de movimiento, sensores de rotura de cristales, las pequeñas y modernas cámaras ip o detectores infrarrojos entre muchos otros que funcionan a la perfección cuando la tienda está cerrada. Cuando está abierta, no está de más usar espejos para cubrir las zonas ciegas donde las visión no llega o implementar varias cámaras a la vez distribuidas estratégicamente por la tienda para cubrir todas las zonas.

Con los precios que tienen las alarmas hoy en día y los sistemas complementarios que existen, quien no está protegido en su negocio es porque verdaderamente no quiere. Si te ofrecen una alarma que no tiene que pagar cuotas mensuales y que cuenta con infinidad de dispositivos para aumentar la seguridad por mucho menos dinero del que piensas… ¿vas a resistirte a una propuesta así para defender tu negocio?