sensores de puertas y ventanas

Los sistemas de alarma con cuota de hoy en día pueden suponer un importante desembolso anual y no todos los bolsillos pueden sumar esa carga a su economía doméstica, aunque hay muchas otras opciones para hacer que nuestro hogar o negocio esté completamente protegido sin necesidad de tener que estar pagando cuotas, recibiendo revisiones cada determinado tiempo o llamadas de control para verificar que todo funciona correctamente.

Ante ello tenemos la oportunidad de contar con una alarma que seremos nosotros la que podremos controlar en todo momento y a la que se le pueden añadir una serie de importantes complementos que aumenten la seguridad de todo el perímetro a vigilar, como la alarma TASC-G5, donde tener nuestro hogar o negocio controlado

¿Qué es lo que debemos saber antes de instalar una alarma en nuestro hogar? Son unos sencillos pasos pero convenientes para todas aquellas personas que quieran instalar una alarma.

  1. Revisa tu casa y determina la cantidad de ventanas y puertas que quieres asegurar o las que quiere integrar al sistema de seguridad.
  2. Determina las posibles localizaciones para el panel de control y teclados. Puedes encontrar un lugar conveniente para colocar el teclado cerca de la puerta frontal. Puedes también colocar uno cerca de las habitaciones. El panel de control controla el sistema, y los teclados permiten que armes/desarmes el sistema.
  3. Determina qué tan lejos de ventanas y puertas se encuentran del panel, de forma que puedas calcular los cables si eliges una alarma con cableado, o qué tanto alcance debe tener el sistema inalámbrico para comunicarse con sus sensores. Ten en mente que es difícil instalar un sistema de seguridad de cables, a no ser que tu casa esté en construcción.
  4. Decide dónde quieres un sistema de seguridad monitoreado las 24 horas. La estación de monitoreo central vigila tu casa por una cuota mensual. Una alternativa menos cara es un sistema de sensor básico con un accesorio de marcación que conecte el sistema a tus líneas telefónicas y marca los números preseleccionados si la seguridad de la casa es violada.
  5. Considera tu estilo de vida. ¿Alguien de tu familia con frecuencia busca un bocadillo a media noche?¿Tienes una mascota grande que deambula por la casa durante la noche? Tales circunstancias influyen en el tipo de sensor de movimiento que selecciones y en como instalarlo. Puedes decirle a tu familia el lugar donde se encuentran los teclados para prevenir falsas alarmas.

Puede ser que quieras incluir una clase de alarma ruidosa. Una sirena interior o una bocina de alarma no sólo alerta a los vecinos sobre un intruso que se encuentra en tu casa, sino que puede asustar al intruso.

Un sensor de movimiento fuera de la casa puede proporcionar una advertencia temprana y, cuando lo uses con una alarma ruidosa, puede desanimar al intruso de entrar a tu casa.