Alarmas SIN Cuotas (WiFi+GSM+Fija), Videovigilancia IP y Domótica Sencilla

ATENCIÓN AL CLIENTE GRATUITA 902 898 282
IVA INCLUIDO EN TODOS LOS PRECIOS
GARANTÍA DE 3 AÑOS

kits de alarmas solares

De acuerdo con determinados estudios, España es uno de los países desarrollados con mayores niveles de robos en viviendas, con casi 1.190 casos por cada 100.000 habitantes. Por desgracia, pese a los datos, aún son muchos los españoles que no equipan sus hogares con alarmas y sistemas de seguridad suficientes o adaptados a las circunstancias de su vivienda.

En ciudades como Madrid, se producen de media cada día unos 40 robos con violencia en viviendas y pisos. Especialmente frágiles y expuestas son las viviendas unifamiliares situadas en urbanizaciones o alejadas de los núcleos urbanos. Los cuerpos de seguridad del Estado establecen que los “amigos de lo ajeno” no necesitan, de media, más de 120 minutos para conseguir estudiar, acceder y robar en una casa, especialmente en los momentos en los que los propietarios no se encuentran en casa.

Acciones en el suministro eléctrico

Uno de los factores que inciden en el número de robos tiene que ver con la presencia o no de alarmas de seguridad en el domicilio. Los intrusos suelen invertir la mayor parte del tiempo en estudiar los sistemas de detección con los que cuenta la casa, de cara a establecer la manera de neutralizarlos. Cortar el suministro eléctrico suele ser, de acuerdo con los estudios de las principales firmas de seguridad, el método preponderante para asegurar que las alarmas no van a activarse en caso de intrusión. En este sentido, es recomendable combinar kits de alarma tradicionales con aquellos que cuentan con una fuente de alimentación alternativa a la red eléctrica y que garanticen un plus de seguridad en caso de que los ladrones interrumpan el suministro durante algunos minutos.

Sistemas de detección solar

Uno de los kits de alarma más populares de entre los que contamos en nuestro catálogo son los relacionados la detección solar. Estamos ante unos equipos que son especialmente recomendables para ventanas, muros y vallas. Están equipadas con sistemas de protección antisabotaje y, asimismo, se alimentan con energía solar en virtud de sus baterías recargables, lo que garantiza una gran sencillez de mantenimiento. Su facilidad de colocación y discreción dan a este tipo de sistemas un plus de seguridad.

Estos sistemas, compatibles con los kits de alarma TASC-G5 disponen de consexión inalámbrica con panel de control, distancias de detección de hasta 10 metros, baterías recargables para su plena operatividad por la noche, protección antisabotaje y una distancia de transmisión en área abierta de hasta 100 metros.

Detectores de presencia como elemento disuasorio

Pese a que cada vez son más las personas que instalan sistemas de seguridad en sus hogares o negocios, lo cierto es que aún hay mucho trabajo por hacer a la hora de garantizar la inviolabilidad de los domicilios y empresas de España. Las alarmas, cámaras IP o detectores de presencia se abren paso, cada vez más, en la oferta de productos al alcance de todos los presupuestos domésticos. Y es que una pequeña inversión puede ahorrarnos miles de euros en disgustos a futuro.

Tipología de los robos

Según el estudio de la aseguradora AXA sobre Siniestros por Robo en Viviendas, el lunes es el día de la semana en el que se producen más hurtos en los hogares de nuestro país. El análisis que hace la aseguradora de la situación establece que la indemnización media para los afectados por robos se sitúa ligeramente por encima de los 1.082 euros.

La aseguradora recomienda, entre otras medidas, mantener puertas y ventanas perfectamente cerradas si se va a salir de casa por más de un día. En este sentido, se llama la atención sobre la necesidad de proteger las bisagras de las puertas con pivotes de acero y, asimismo, que tanto las puertas como las ventanas tengan dos puntos de cierre. También es interesante contemplar la posibilidad de sensores que puedan detectar posibles intentos de intrusión.                                                                                             

Del mismo modo, hay que asegurar que la vivienda no parezca del todo deshabitada. Por lo tanto, hay que procurar no cerrar del todo las persianas y, por supuesto, no desconectar el timbre, señal inequívoca de abandono de la casa.

Efecto disuasorio

Uno de los factores fundamentales del éxito de ciertos sistemas de seguridad para el hogar y el comercio descansa, a partes iguales, en su calidad técnica y su capacidad disuasoria, cuanto más tiempo se sienta vigilado, grabado y escrutado el ladrón, más aumenta su nivel de estrés y, por tanto, las posibilidades de que abandone el intento de robo.

Especialmente recomendables en este apartado son los sensores de movimiento y detectores de presencia, que incrementan de manera exponencial la seguridad de las instalaciones sometidas a protección. Estamos hablando de dispositivos especialmente recomendables para primeros pisos o comercios situados a pie de calle, ya que en éstos se hace relativamente más sencilla la intrusión.

Los de pared o techo con rango operativo de 360º son la solución ideal en la lucha contra robos en el ámbito empresarial o doméstico.

detector de humos“Una bella vejez es la recompensa de una hermosa vida” –Pitágoras-

La vejez es, o debería ser, como apuntaba el inmortal filósofo griego una época de reflexión, descanso y, sobre todo, tranquilidad para nuestros mayores. Por desgracia, esa fase de la vida va acompañada de una merma de las capacidades físicas y sensoriales que hacen más necesarias las ayudas ante todo tipo de percances y obstáculos que puedan presentarse en el día a día. La seguridad doméstica es, para las personas mayores, una necesidad, más que una opción.

Evitando los incendios

Cuatro de cada diez víctimas de un incendio en el hogar tienen más de 65 años, de acuerdo con los datos que maneja el servicio del 112. La cercanía a muebles o elementos inflamables de los equipos de calefacción o que haya demasiados electrodomésticos conectados al mismo tiempo en la vivienda suelen ser las principales causas de estos percances. El problema es que, de acuerdo con los estudios que manejan diversas compañías aseguradoras, alrededor del 42% de los incendios se producen cuando nuestros mayores se encuentran en una fase de sueño profundo. Estas entidades y su patronal Unespa cifran en alrededor de 80 los incendios domésticos que se producen a nivel nacional cada día, incendios que, anualmente, causan la muerte de unas 150 personas en nuestro país.

De acuerdo con la Organización de Consumidores y Usuarios, la mitad de los fuegos en el hogar se producen en la cocina, siendo los cigarrillos mal apagados o los mencionados cortocircuitos otras de las principales causas. Obviamente, la prudencia es la mejor arma con la que contamos a la hora de evitar un incendio. Sin embargo, equiparnos con dispositivos de detección de humos nos ayuda a reaccionar con agilidad una vez que los fuegos en nuestro hogar o negocio son una realidad. En la actualidad hay equipos que cuentan con sistemas de alarma/sirena interna, así como posibilidades de realizar avisos al teléfono móvil en caso de que se detecte un fuego. Lo ideal es que este tipo de detectores dispongan de un área de detección de unos 20 metros cuadrados y hasta 100 metros de distancia de transmisión.

Es el caso, por ejemplo, del SMK 500, que detecta partículas de humo y opera mediante la técnica de procesamiento de la señal fotoeléctrica.

Defensa frente a los robos

El Ministerio de Interior señalaba recientemente que el número de robos con fuerza en domicilios se había incrementado en España casi un 4%. Sólo en Madrid se producen 20 robos en viviendas cada año, 352 a nivel nacional. En este tipo de delitos, las personas mayores también se sitúan entre los colectivos de riesgo, en virtud de su mayor vulnerabilidad. Como complemento a las alarmas y sistemas de detección de humos, los sistemas de seguridad y videovigilancia no sólo son útiles en función de su capacidad de detección inmediata sino, además, por la capacidad disuasoria que ejercen sobre el delincuente. Por ejemplo, las cámaras IP permiten la secuenciación programada de movimientos, almacenamiento y reproducción de los instantes anteriores a un determinado acontecimiento, utilización de distintas cantidades de fotogramas por segundo en función de las necesidades de ancho de banda. Además, estos equipos (al contar con conectividad WiFi) permiten al cliente que se decanta por ellas conectarse en cualquier momento y ver qué es lo que ocurre en tiempo real.